Las lesiones de Ramón Wanchope Ábila y de Eduardo Toto Salvio dejaron un mala sensación pese a la clasificación de Boca a las semifinales de la Copa Libertadores. Y es que con el 3 a 0 en Quito, la serie parecía resuelta y sin necesidad de arriesgar de más a los titulares. No ocurrió y los futbolistas se realizaron estudios médicos esta mañana que los descartan para el Superclásico del domingo.

El estudio de Salvio arrojó una lesión de grado 1 en el isquiotibial izquierdo (no llegó a ser un desgarro y en dos semanas podrá retornar) pero lo de Wanchope es más grave porque padece una avulsión parcial del aductor derecho. Un desgarro severo que pone bajo la lupa su evolución para las semifinales que serán en octubre, ya que se trata de un «desprendimiento parcial del músculo» que puede demandar más de un mes de recuperación.

En el cuerpo médico de Boca seguirán de cerca la evolución del delantero pero esta lesión es similar a la que sufrió en Huracán antes de arribar a Boca y que le costó más de un mes de recuperación. ¿Llegará a las semifinales?

Se trata de la tercera lesión muscular que sufre Ábila en el año. En marzo ya había tenido un desgarro en el mismo aductor derecho en un juego ante Banfield y estuvo tres encuentros afuera. Luego, en mayo, se desgarró el aductor izquierdo y no pudo estar en las fases de la Copa Superliga contra Vélez ni Argentinos Juniors.

Estas bajas se suman a la de Mauro Zárate, quien en la altura de Quito tuvo que dejar el campo de juego por un desgarro en el soleo de su pierna derecha. El propio futbolista adelantó que tendrá un mes de recuperación, por lo que estará con lo justo para las semifinales.

Ahora, Gustavo Alfaro deberá rearmar el equipo para el clásico en Núñez y tiene dos opciones en el ataque: Jan Hurtado y Franco Soldano. ¿O el DT se la jugará con Tevez como punta? Además, en el sector de Salvio puede aparecer Villa o correrse allí Alexis Mac Allister y Bebelo Reynoso ocupar el sector izquierdo del mediocampo. 

 

Fuente: www.clarín.com