River tendrá una llave accesible y asoman cruces entre argentinos.

El sorteo de los octavos de final de la Copa Libertadores dejó buenas señales para River y San Lorenzo que jugarán en octavos de final contra Guaraní, de Paraguay, y Emelec, de Ecuador, respectivamente.

En tanto, Lanús deberá viajar a la altura para enfrentar a The Strongest, de Bolivia y Godoy Cruz sufrió el cruce más complicado, frente a Gremio, de Brasil.

El camino de River en octavos de final comenzará en Asunción el 4, 5 o 6 de julio cuando se dispute el partido de ida frente a Guaraní. Y la revancha será en el estadio Monumental entre el 8 y 10 de agosto, luego del receso.

Vale recordad que River, San Lorenzo y Lanús definirán la llave de octavos como local ya que terminaron primeros en sus grupos mientras que Godoy Cruz jugará el primer partido en Mendoza y buscará la clasificación de visitante.

Pensando en lo que viene, asoman cruces complicados y grandes chances de enfrentamientos entre conjuntos argentinos.

Si River le gana a Guaraní podría chocar en cuartos frente a Atlético Mineiro de Brasil. Mientras que si San Lorenzo y Lanús ganan sus cruces de octavos se enfrentarán en cuartos de final.

Mirando más hacia adelante podría haber una semifinal argentina, entre el Ciclón o el Granate frente a River.

​Así serán los cruces de octavos:

Llave A: Guaraní (Paraguay) – River (Argentina)

Llave B: Atlético Paranaense (Brasil) – Santos (Brasil)

Llave C: Nacional (Uruguay) – Botafogo (Brasil)

Llave D: Emelec (Ecuador) – San Lorenzo (Argentina)

Llave E: The Strongest (Bolivia) – Lanús (Argentina)

Llave F: Godoy Cruz (Argentina) – Gremio (Brasil)

Llave G: Barcelona (Ecuador) – Palmeiras (Brasil)

Llave H: Wilsterman (Bolivia) – Atlético Mineiro (Brasil)

Los octavos de final se disputarán entre el 4 de julio y el 10 de agosto. Los cuartos serán del 12 al 21 de septiembre; las semifinales, del 25 de octubre al 2 de noviembre. Y las finales el 22 y el 29 de noviembre.

Esta edición de la Libertadores presentaba la gran novedad del sorteo en los octavos de final, algo inédito para el certamen, ya que hasta la pasada edición los cruces se determinaban a partir de un ordenamiento por la posición que cada equipo había ocupado al finalizar la fase de grupos y el equipo de mejor rendimiento enfrentaba al 16°, el segundo al 15° y así sucesivamente.

Ahora, en cambio, se ubicaron en un bombo los ocho equipos que finalizaron primeros en sus grupos -Atlético Mineiro (Brasil), Lanús (Argentina), Gremio (Brasil), River (Argentina), Palmeiras (Brasil), Santos (Brasil), Botafogo (Brasil) y San Lorenzo (Argentina)- y en el otro los ocho que salieron segundos -(Godoy Cruz (Argentina), Guaraní (Paraguay), Emelec (Ecuador), Barcelona (Ecuador), Atlético Paranaense (Brasil), The Strongest (Bolivia), Jorge Wilstermann (Bolivia) y Nacional (Uruguay)-.

El azar determinó los cruces. Aunque seguirán teniendo un valor extra quienes mejor hicieron las cosas en la fase de grupos ya que podrán definir los cruces como local.

Otra novedad es que ya no hay restricciones para los enfrentamientos por lo que pueden quedar cara a cara clubes del mismo país, como así también rivales que ya se habían cruzado en la fase de grupos.

Pensando en lo que viene, las llaves ya quedaron determinadas y la localía para los partidos revancha corresponderá al equipo que haya tenido mejor rendimiento en la fase de grupos.

 

Fuente: www.clarin.com/deportes

www.ciudadanosur.com.ar