El gobernador puso en marcha “Mendoza Construye”, un nuevo sistema para acceder a la casa propia. Está destinado a los sectores de menores recursos y a la clase media.

El gobernador anunció un nuevo programa de viviendas que se realizará a través del Instituto Provincial de la Vivienda.

El plan establece una línea de crédito para familias con ingresos menores a dos sueldos mínimos vitales y móviles, y otro para familias con ingresos de entre 2 y 4 sueldos mínimos vitales y móviles.

“El objetivo es construir más de 1.500 viviendas a fin de reducir el déficit habitacional”, dijo el primer mandatario.

Luego sostuvo que “para lograr absoluta transparencia y justicia con las familias beneficiadas, nos hemos asegurado de que se cumplan todas las normas de evaluación sobre la situación de los solicitantes. Este nuevo Estado nunca más va a permitir irregularidades en la adjudicación de viviendas que conviertan a los potenciales beneficiarios en cautivos de exigencias políticas, laborales y financieras, como ha pasado años atrás”.

Para las viviendas de los sectores con menos recursos, la Provincia le pedirá a los municipios aporten terrenos urbanizados. En ese sentido, las casas serán de 60 metros cuadrados.