Por primera vez, desde el regreso de la democracia, la Unión  Cívica Radical no aportará un hombre  de sus filas a una fórmula para elecciones presidenciales y al parecer no es algo que moleste o inquiete mucho a los caciques del histórico partido.

Está claro que a la militancia, sobre todo la de a pie, no le cayó muy bien la noticia. Sin embargo, a los dirigentes, entre ellos el mandamás Alfredo Cornejo, mucho ruido no les hace. Al contrario, aplauden la llegada de Pichetto, a quien, más allá de no traer tropa, lo elevan a la categoría de mesías.

En declaraciones al diario La Nación, el gobernador de nuestra provincia señaló que “con esta decisión del presidente, la coalición está más fuerte para enfrentar la primera vuelta”.

El primer mandatario provincial celebró la idea del Pro de incorporar a un peronista a la fórmula que competirá en las PASO de agosto y recordó que eso fue aprobado por la convención de su partido de hace un par de semanas.

Respecto de lo anterior,  Cornejo se olvidó de que lo que aprobó su espacio político fue la incorporación de figuras “republicanas” (término de moda) a Cambiemos, pero  ese encuentro nunca le dio el visto bueno al desembarco sin anestesia de un justicialista a la candidatura a vicepresidente.

No obstante, independientemente de los detalles, el radical mendocino le dijo al matutino porteño que un peronista como el elegido es fundamental “para los cambios económicos y sociales que deberán impulsarse”, en el caso de lograr un segundo mandato.

Curioso, pero real, Alfredo Cornejo destacó que para el futuro de Cambiemos es necesario Pichetto, porque “es una figura que suma”.

Fuente: www.diariomendozasur.com

http://dialradio.tv