El programa para combatir la polilla de la vid se realizó en tres etapas, que concluyeron exitosamente. Se espera que antes de que finalice 2017 se lleve adelante una segunda etapa de aeroaplicación.

El Gobernador Alfredo Cornejo; el ministro de Economía, Infraestructura y Energía, Martín Kerchner, y el titular del Iscamen, Alejandro Molero, anunciaron que se logró reducir la plaga de polilla de la vid logró en 60% tras la aplicación, a principios de este año, de la campaña contra la Lobesia botrana. El operativo se llevó adelante en tres etapas que concluyeron exitosamente.

El Gobernador Cornejo dijo: “Finalizamos la primera etapa de la lucha contra la polilla de la vid. Esta primera campaña ha sido difícil en muchos países y no se ha eliminado al 100% en Chile y Francia que son países vitivinícolas como nosotros, y en EEUU ha sido 100% exitoso. Nosotros usamos el mismo método, somos optimistas y queremos anunciar que en esta primera etapa hemos logrado una reducción con respecto al año pasado del 65% de plantas que estaban afectadas. Los técnicos especializados en esta materia no creían que se pudiese hacer tan rápido”.

“Ahora en diciembre vamos a seguir con la segunda etapa y consideramos que se realizará el combate por tres años más y así se podrá eliminar totalmente. Tenemos previsto invertir 450 millones de pesos y de estos ya hemos invertido buena parte, 350 millones están a cargo del gobierno nacional. Seguiremos con los mismos protocolos que ya han sido validados. Esta campaña muestra una intervención activa del Gobierno provincial en las actividades de nuestra economía”, agregó el Gobernador.

Para finalizar, el mandatario comentó: “Esta plaga apareció hace algunos años y en cada vendimia los productores nos reclaman y la vamos combatiendo logrando los objetivos.Además, hemos recobrado el estatus sanitario del Iscamen para las principales frutas de Mendoza y ahora tenemos controles”.

A su turno, el ministro de Economía explicó: “No hay ejemplos en la Nación sobre una coordinación tan grande en el ataque de una plaga. Esto llevó un gran operativo y los resultados fueron mayores a los esperados y estamos orgullosos. Trabajamos en 130 mil hectáreas con miles de productores”.

“Esta campaña es importante para los productores, ya que antes perdían casi el 65 % de su cosecha y decidían abandonar su producción y migrar, en este sistema entran cuestiones científicas y económicas. Esta plaga comenzó en 2006 pero en estos últimos años se multiplicó de presencia a plaga y se hizo una ley nacional de emergencia al respecto porque el daño era grande y no éramos competitivos ni rentables. Es una cuestión social, productiva y fitosanitaria”, detalló Kerchner.

Para cerrar, el ministro del área aclaró: “El ciclo biológico de la plaga se estudió con un equipo de instituciones privadas y públicas que conformaron un comité científico y se estableció un procedimiento para hacerlo lo más efectivo posible y aprovechar los fondos. Estamos defendiendo a la producción y protegiendo la identidad agraria de la provincia”.

www.ciudadanosur.com.ar