Son al menos 36 legisladores conservadores, incluidos ministros del gabinete de Theresa May. Pero la cifra podría llegar a 100.

Como en los terriblemente escandalosos días del gobierno del premier conservador John Major pero con un toque del siglo XXI , el “síndrome Harvey Weinstein” llegó a la Cámara de los Comunes británica con la fuerza de un huracán. Al menos 36 diputados, conservadores, incluido ministros del gabinete de Theresa May, se encuentran en una lista de acusados por acoso sexual y “partouzes” con mujeres y con hombres. A ellos se suman al menos tres diputados laboristas, que han formado parte del gabinete en las sombras de Jeremy Corbyn. Pero la cifra podría llegar a 100.

El escándalo está creciendo tan geométricamente que algunos legisladores creen que hasta pone en riesgo de caída al gobierno conservador o desestabilizarlo fuertemente porque es aún peor que el affaire de las gastos de los diputados.

May se encuentra bajo presión para que eche a su ministro de comercio internacional Mark Garnier,padre de tres hijos, y otro senior Tory, el ex ministro Stephen Crabb, que sigue siendo diputado. Garnier fue quien llamó a su secretaria Caroline “dulces tetas” y la envió a comprar juguetes sexuales. Crabb mandó “ explícitos mensajes sexuales” a una mujer de 19 años, a quien había entrevistado para un trabajo.

Ante estas sórdidas actitudes, la premier ha tratado de salvar a su partido de otra gran crisis política enviando una carta ayer al Speaker de la Cámara de los Comunes, John Berkow para imponer “un código de conducta entre los parlamentarios”.

Los cargos más serios son de un ministro tocando las “lolas” de una periodista, el video de la extrema “partouze” de un diputado conservador con tres jóvenes varones, otro que envió a su asistente Caroline, esposa de un famoso periodista de Sky News, a comprar juguetes sexuales, affaires con asistentes juniors , el uso de prostitutas y un ex ministro proponiendo a su secretaria que tocara su pene y lo midiera, entre otros tantos casos.

Los laboristas exigen que los diputados Torys Stephen Crabb y Mark Garnier sean expulsados. Su conducta fue expuesta por el diario conservador The Daily Telegraph.

 

Fuente: www.clarin.com/mundo

www.ciudadanosur.com.ar