Es la opinión de Vicente “Chicho” Russo, Coordinador en la Zona Sur del Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía del Gobierno de Mendoza, si bien aclaró que el estado provincial no es fijador de precios.

“El estado provincial no es fijador de precios, eso lo maneja la oferta y la demanda. Ahora si nos preguntan, creemos razonable un precio en el orden de los $6 el kg de durazno de primera al productor porque también va de la mano del tema del financiamiento”, apuntó Russo.

Argumentó que el estado lo que pretende cuando otorga financiamiento con tasas bajas es que haya un proceso de derrame hacia el sector primario tratando de mejorar el precio de la producción primaria y que no exista competencia entre productores e industriales.

A su vez comentó que lamentablemente no ha habido un mercado desarrollado del damasco: “no se ha trabajado intensamente desde las pulperas, que dicen que les es imposible acumular stock de un año para el otro en cuanto a pulpa de damasco, por lo tanto hacen estrictamente lo que la demanda del año les plantea”.

Joaquín Paulina

www.ciudadanosur.com.ar