Las protestas contra el Gobierno de Chile frente al Palacio de La Moneda, en Santiago, derivaron en violentos enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad. En medio de los disturbios se registraron múltiples saqueos a locales y el incendio de un shopping.

Todo comenzó tras el intento de los manifestantes de llegar hasta la Casa de Gobierno a través de una valla, colocada con el objetivo de impedirlo. Ante esta situación, los Carabineros los dispersaron con gases lacrimógenos y camiones hidrantes. Luego, comenzaron a prender fuego barricadas y a atacar a la Policía a pedradas.

En medio de los enfrentamientos, un grupo de encapuchados forzó la entrada de un shopping cercano y empezó a saquearlo. Más tarde, se registró un incendio en el interior del establecimiento de tres plantas.

El fuego se extendió rápidamente por todo el lugar. La columna de humo fue tan imponente que pudo verse desde diversos puntos de la ciudad.

Las llamas se propagaron a dos altos edificios de oficinas vecinas. Sin embargo, Bomberos Voluntarios llegó al lugar y consiguió contener el fuego.

Durante la jornada, también se produjeron saqueos en farmacias y otros comercios de la zona. En tanto, los manifestantes prendieron un inmensa hoguera en la verja del acceso a la estación de Metro Baquedano, en cuyo interior presuntamente la Policía habría torturado a algunos detenidos, según denuncias recibidas de las propias víctimas.

Al tiempo, miles de personas protestaron pacíficamente en la Plaza Italia contra las políticas del Gobierno de Sebastián Piñera, que este lunes presentó a los ocho nuevos ministros que integrarán su Gabinete.

 

Fuente: www.tnmundo.com