El portugués Cristiano Ronaldo, futbolista de la Juventus de Italia, ratificó este martes en el juicio el acuerdo de conformidad con la Fiscalía de Madrid, por el que ha sido condenado a 23 meses de prisión -que no cumplirá- y a una multa de 18,8 millones de euros (USD 21,3 millones) por eludir el pago de 5,7 millones a Hacienda.

Fuentes jurídicas reportaron que el delantero portugués reconoció los hechos ante el tribunal de la Sección 17 de la Audiencia Provincial de Madrid en un juicio que apenas duró unos minutos, al tratarse de una formalidad tras el acuerdo alcanzado entre la defensa del jugador y la Fiscalía.

En España, las penas de hasta dos años no implican ingreso en prisión para aquellos que carezcan de antecedentes.

De esta forma, Ronaldo acepta una condena como autor de cuatro delitos fiscales entre 2010 y 2014 -cuando era jugador del Real Madrid-, por los que defraudó por 5,7 millones de euros al fisco.

Como era de esperar, Ronaldo no se detuvo para hacer declaraciones ante la prensa, que llevaba horas esperando en la entrada de la Audiencia Provincial, y se limitó a agregar que todo ha transcurrido «perfecto», cuando le han preguntado de nuevo antes de subirse a la furgoneta.

«Ya está, ya está«, respondió el jugador nada más salir por la puerta cuando ha sido preguntado sobre si ya había saldado cuentas con la Justicia española.

Ronaldo había pedido acceder al tribunal en coche para evitar a la prensa, pero se denegó su solicitud. Según argumentó la Justicia, pese a su «gran notoriedad», no estaba acreditado que se vaya a «comprometer la seguridad» en su acceso a pie al tribunal.

La Fiscalía acusa al cinco veces ganador del Balón de Oro de servirse de una red de empresas en jurisdicciones extranjeras con una fiscalidad laxa -como las Islas Vírgenes británicas o Irlanda- para evitar pagar en España los impuestos correspondientes a sus derechos de imagen entre 2011 y 2014.

Los abogados de Ronaldo respondieron argumentando una diferencia de interpretación en cuanto a la parte de ingresos imponible en España. En cualquier caso, el acuerdo entre Hacienda y los abogados del portugués le evitó un proceso que habría sido muy costoso en términos de imagen, y le habría acarreado, probablemente, una pena más elevada.

El caso de Ronaldo se suma al de otros futbolistas, como Luka Modric, Marcelo, Radamel Falcao, Ángel Di María o Javier Mascherano, que también han incurrido en delitos contra la Hacienda Pública y han llegado a acuerdos con la Fiscalía de cara a reducir posibles penas.

Fuente: www.infobae.com