El fisco español lo acusó de evadir casi 15 millones de euros. La multa podría ser de casi el doble.

Cristiano Ronaldo es el gran vencedor de la temporada. Luego de abrazar la Eurocopa en 2016, en esta campaña repitió el título en el Champions League con el Real Madrid, fue el clarísimo MVP del tramo decisivo, escuchó aplausos y elogios desde todos los rincones del planeta. Y se perfila claramente para ganar el premio The Best (que entregará la FIFA en octubre) y el Balón de Oro (que ofrecerá France Football en enero). Pero no todo es maravillas y halagos en la vida de este portugués nacido en territorio insular. La novedad más reciente que lo vincula es una preocupación: la Fiscalía de Madrid presentó ayer una denuncia contra Cristiano, a quien acusa de crear una estructura societaria para defraudar 14.768.897 euros de forma “consciente”. Al portugués podría caberle una condena de dos a seis años de prisión y una multa de casi el doble de la cifra evadida.

El Ministerio Público presentó la denuncia al Juzgado de Instrucción Decano de Pozuelo de Alarcón, en la que se acusa al futbolista del Real Madrid de cuatro delitos contra la Hacienda Pública cometidos entre 2011 y 2014. La Fiscalía subraya que Ronaldo se aprovechó de una estructura societaria creada en 2010 para ocultar al fisco las rentas generadas en España por los derechos de imagen, algo que supone un incumplimiento “voluntario” de sus obligaciones fiscales en ese país, según indica el diario Marca, desde la capital española.

Ante tal escenario, el diario Sport, desde Cataluña, aprovechó la circunstancia para dejar su punto de vista a los diarios de Madrid. “A ver si ahora tratan a Cristiano Ronaldo con la misma dureza con la que, en su día, se refirieron a Messi”.

Inspectores del ministerio de Hacienda alertaron que el jugador pudo haber incurrido en un delito fiscal en 2011 y en otros dos delitos fiscales agravados en 2012 y 2013, ya que las cuotas presuntamente defraudadas superan los 600.000 euros. Esos datos incluso ya se conocían antes de la disputa de la final de la Champions League, en la que el Real Madrid venció a la Juventus, en Cardiff.

Estos delitos tienen penas de prisión de dos a seis años por cada uno, lo que implicaría el pedido de la Abogacía del Estado de una pena mínima total de cinco años. El mismo diario Sport cita a Carlos Cruzado, presidente del sindicato de Técnicos de Hacienda, quien consideró que “la situación de Cristiano es peor que la de Messi”.

No obstante, desde Hacienda aclararon que el juez podría reducir la pena a la mitad o a la cuarta parte de cada delito si el jugador reconoce los hechos y paga las cuotas defraudadas, los intereses y las multas en el plazo máximo de dos meses desde la citación judicial como investigado. Pasado en limpio: si paga, no ira preso.

“Si el juez redujera las penas a la cuarta parte, la pena de prisión total quedaría en 15 meses, por lo que al carecer de antecedentes podría acordar que no entre en prisión, mientras no sea condenado en el tiempo de la pena suspendida”, informaron desde Hacienda, justo en la antesala del encuentro en el que Cristiano Ronaldo alcanzó su cuarta Champions.

Gestifute, la agencia que representa a Cristiano, emitió en las últimas horas un comunicado en el que señala que la sociedad a la que refiere la fiscalía “es propiedad 100% de Cristiano Ronaldo desde el año 2004”, cuando él jugaba en el Manchester United. El comunicado, además, detalla: “No se crea una estructura especial sino que mantiene la misma que tenía en Inglaterra, donde jamás tuvo problema alguno. Las consecuencias deben circunscribirse al ámbito administrativo y no al penal”.

 

Fuente: www.clarin.com/deportes

www.ciudadanosur.com.ar

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail