Con una inflación estimada por los privados en 6% en octubre los productos que más subieron de precio ese mes fueron los alimentos, especialmente las hamburguesas y las salchichas. Fuera de este rubro los pañales también entraron al grupo de los productos que tuvieron mayores alzas.

Entre los primeros lugares están hamburguesas (17,6 %), salchichas (13,4%), pañales (10,8%), los quesos untables (9,9%), pastas secas (9,8%), detergente (9,2%), crema de leche (7%), leche (7,9%), papel higiénico (7,8%), aguas (7,5%), y gaseosas (6,5%), de acuerdo al informe de una consultora privada.

Mientras que en el acumulado de enero a octubre, entre los productos que más subieron de precio están harinas (127,1%), pañales (94,8%), pastas secas (85,4%), aceite (66,2%), hamburguesas (58,5%), mayonesa (57,5%), papel higiénico (55%), yerba mate (52,9%), té (51,5%), detergente (50,8%), salchichas (47,3%), y puré de tomates (45,8%).

Los datos surgen del relevamiento que la consultora Focus Market hizo a través del scanntech, el lector de scanner de punto de venta. La empresa eligió 305 productos de diferentes marcas y presentaciones para analizar la evolución de precios entre principios de año y el mes pasado, además de la variación mensual octubre respecto a septiembre.

 tras el récord de inflación de septiembre la suba de precios se mantuvo el mes pasado en los niveles más altos de la administración de Mauricio Macri. Según estimaciones privadas la inflación fue de entre 5,3% y 6%, y la suba de precios de 2018 se acercará al 50%.

A diferencia de septiembre, mes en que el INDEC registró un Índice de Precios al Consumidor de 6,5% en octubre hubo una presión extra en la inflación por los aumentos de tarifas, por los aumentos en la nafta, el gas, el transporte público, los peajes a la costa atlántica y la medicina prepaga.

El billete de $ 500 perdió 43% de poder adquisitivo

Ante este panorama el billete de $ 500 ya perdió 43% de poder adquisitivo desde su lanzamiento, a fines de junio de 2016. Desde ese entonces y hasta fines de septiembre la inflación tuvo una fuerte escalada, hasta llegar a acumular un 76,63%.

Así el billete de $ 500 equivale a casi $ 284 en comparación desde el momento de su circulación hasta el 30 de septiembre de este año. Para comprar lo que se adquiría en ese entonces con este billete hace falta mucha más plata, $ 883,15.

Según datos del INDEC en julio de 2016 un kilo de pan costaba $ 33,07, un kilo de asado, $ 103,13, un litro de leche $ 16,53, un kilo de queso cremoso $ 119,29 y un paquete de fideos de 500 gramos, $16,05.

En septiembre de 2018 el pan se vendía a $ 67,25, el asado, a $ 166,96, el sachet de leche a $ 28,28, el kilo de queso, a $ 189,82 y los fideos, a $ 34,68, siempre según lo relevado por el organismo oficial de estadísticas.

 

Fuente: TNMundo