La titular del Ministerio de Salud de la provincia se reunió con su equipo de colaboradores con el fin de hacer un balance sobre la gestión que termina en pocos días.

Elizabeth Crescitelli señaló al respecto que cuando Cornejo llegó al poder el sistema de salud de Mendoza estaba “en una situación límite”.

“Estábamos realmente en cuidados intensivos a punto del colapso. El Ministerio contaba con una deuda de más de $400 millones con proveedores; los ascensores de los hospitales no andaban; no había insulinas en hospitales y centros de salud”, expresó la funcionaria.

Agregó que cuando Cambia Mendoza se hizo cargo de la gestión “corría riesgo el pago de los sueldos y por supuesto aguinaldo.  Realmente era una situación complicada”.

“Al comienzo, era necesario recobrar la gobernanza del sistema y por eso modificamos la ley 6015, desarmando los directorios de hospitales. Logramos comprar más barato gracias a las compras centralizadas que realizamos a partir de un convenio marco. Esta herramienta nos permitió contar con medicamentos, que, gracias a una gran gestión de todos, nunca faltó en ningún lugar de la provincia”, remarcó a continuación.

Respecto de la cantidad de dinero invertido en equipamientos para hospitales y centros de salud, señaló que superó los $3.000 millones.

Por otro lado, aprovechó la oportunidad para hablar sobre la implementación de concursos para entrar a los hospitales mendocinos “Llamamos a más de 200 cargos en toda la provincia de los cuales, 11 ya están trabajando y 105 están en proceso de evaluación”, destacó.

Fuente: www.diariomendozasur.com

http://dialradio.tv