Aquellos jubilados que no obtuvieron su prestación a través de una moratoria y hasta diciembre recibían el haber mínimo cobran desde enero de 2018 un ingreso mensual de $7790, un número al que se llega por ser el 82% del salario mínimo vigente desde el primer día de este año de $9500 mensuales. La jubilación mínima para quienes ingresaron en una moratoria es de $7660,42 mensuales.

Sin embargo, a partir de junio, ambos casos se unifican y con un aumento aproximado de 5,66% el haber mínimo se encontrará en $8096 mensuales y el máximo en $59.314.

En julio, como el salario mínimo pasará a $10.000 la jubilación mínima garantizada será de $8200. Ese mes, entonces, los jubilados y pensionados que no tuvieron necesidad de recurrir a una moratoria cobrarán no menos de $8200. En el caso de quienes cobren la mínima, se tratará de una ajuste de 1,3% con respecto al ingreso de junio.

 

Fuente: www.lanacion.com.ar

www.ciudadanosur.com.ar