Los billetes de dos pesos podrán ser canjeados por monedas en cualquier sucursal bancaria del país hasta el próximo 27 de abril y, desde mayo, perderán validez en forma definitiva.

El billete de dos pesos está palpitando sus últimas horas. Según informó el Banco Central (BCRA), a partir de mayo perderá validez y hasta el 27 de abril se pueden canjear por monedas del mismo monto.

Tal como anticipó LA NACIÓN, la entidad bancaria confirmó: “Los billetes de 2 pesos podrán ser canjeados por monedas en cualquier sucursal bancaria del país hasta el próximo 27 de abril. A partir de mayo, perderán validez de forma definitiva. Hasta la misma fecha, también podrán ser depositados en cuentas bancarias”.

La medida forma parte de un plan para mejorar la calidad del dinero circulante, que el Banco Central anunció el 30 de octubre del año pasado, donde informó la salida del billete que portaba la imagen de Bartolomé Mitre.

“Casi 5000 sucursales bancarias de todo el país tendrán la obligación de recibir estos billetes y cambiarlos por monedas u otros billetes, tanto para sus clientes como para quienes no lo son. La obligatoriedad ha sido comunicada por el BCRA a todas las entidades financieras”, explicó el comunicado y advirtió que, a partir de mayo, no se podrán canjear estos billetes, que serán desmonetizados, es decir, dejarán de ser considerados dinero.

El BCRA comunicó que cuenta con el stock disponible de monedas para abastecer a los bancos y ya viene otorgando monedas de dos pesos en forma directa a empresas y comercios. Por eso, el banco oficial entregó tambores con 100.000 monedas fraccionadas en 200 bolsas de 500 unidades, que se pagan a través de transferencia bancaria. Lo mismo hizo para la distribución de monedas de 1 y 5 pesos, de reciente lanzamiento.

El billete de dos pesos fue emitido por primera vez en 1992 y hoy circulan 409 millones de unidades, que representa casi el 6% del total de billetes que hay en circulación y suma un monto total de $818 millones. Pero, por tratarse del billete de menor denominación, ha sufrido un deterioro más veloz, por eso se tomó la decisión de cambiarlo por monedas.

El plan de mejorar el dinero circulante incluyó el programa de destrucción de billetes deteriorados, que quitó del mercado más de 1000 millones de billetes dañados o gastados de todas las denominaciones y sumó nuevos billetes con valores de 200, 500 y 1000 pesos.

 

Fuente: www.lanacion.com.ar

www.ciudadanosur.com.ar