El Gobernador Alfredo Cornejo firmó finalmente el decreto que declara el estado de emergencia agropecuaria para las propiedades rurales ubicadas en General Alvear y San Rafael, afectadas por los incendios que se iniciaron el 30 de diciembre pasado.

El decreto abarca desde el 30 de diciembre de 2017 hasta 30 de julio de 2019 y rige para las propiedades afectadas en General Alvear y San Rafael.

Actualmente se contabilizan alrededor de 120 mil hectáreas afectadas, mientras que los últimos reportes indican que aún se encuentran en fase activa los campos Maya, Olivares, Ávila (Los Fortines), Moya (San Cayetano), Fontana, Perdiguez, Maccarini y Sat y, en guardia de ceniza, los campos Arbeloa, Funes, La Lata y La Reforma.

Cornejo decidió extender los beneficios de Ley N° 4304 a los damnificados, debido a la necesidad de otorgar urgente asistencia en lo que se refiere a la actividad ganadera de secano.

La emergencia llegará hasta julio 2019, que es el tiempo en que se estima que se podría recomponer naturalmente la flora nativa y, por consiguiente, se restituirá la capacidad productiva de los campos para el desarrollo de la actividad ganadera.