Luego de que quedara trunca, el pasado 5 de abril, la declaración en Tribunales del ex intendente de Malargüe, en una denuncia por defraudación a la administración pública, ahora afirman que tendrá que presentarse el próximo día 26. Antes no fue porque tenía que cuidar a un pariente enfermo.

El pasado 5 de abril, Juan Agulles, actual senador del Partido Justicialista, tenía que concurrir ante el Tercer Juzgado de Instrucción, a cargo del Dr. Gabriel Ravagnani, para declarar en la causa que se le sigue por corrupción cuando era intendente de Malargüe. Sin embargo, no concurrió porque tenía que cuidar a un pariente cercano que estaba enfermo.

Fue desde el propio juzgado que informaron que Agulles no iría a declarar porque había presentado un certificado médico que daba constancia que tenía que cuidar a un familiar. Vale aclarar que nunca se informó quien era esa pariente y que grado de enfermedad tenía.

Lo concreto es que le cambiaron la fecha. Ahora, deberá sentarse frente a Ravagnani, un juez que se caracteriza por ser poco comunicativo con la prensa, el próximo 26 de abril a las 10 de la mañana.

Específicamente, los cargos que pesan sobre su espalda son: defraudación a la administración pública, peculado, incumplimiento de los deberes de funcionario público y abuso de poder. Denuncia que fue motorizada por la Oficina Anticorrupción del municipio vecino.

Al parecer, Agulles, en compañía de otros funcionarios, simularon la contratación de maquinarias por una suma de 300 mil pesos, para realizar trabajos en parajes alejados a la ciudad, pero en realidad nunca se hicieron, porque esas máquinas jamás existieron. Al menos, eso es lo que señala la acusación.

Para realizar la maniobra, habrían utilizado facturas truchas y acomodaron otros tipos de mecanismos burocráticos para disimular la trampa.

Silvio Barroso

www.ciudadanosur.com.ar