En horas de la madrugada de hoy, personal de Contraventores, con el juez de Faltas Oscar De Diego a la cabeza, desarticularon una fiesta privada que se estaba llevando adelante en un ex boliche ubicado sobre ruta 143 del distrito Las Paredes.

La clausura llegó luego de que la titular de la Comisaría 60, Eliana Campos, detectara la actividad en ese local.

Con ese dato en la mano, se hizo presente De Diego en el lugar y anuló la fiesta, dado que el organizador no contaba con ningún tipo de habilitación. Inmediatamente se procedió a sacar la gente del lugar y se procesó al sujeto por infracción a la ley de diversión nocturna.

Los efectivos, luego de hacer ciertas averiguaciones, lograron comprobar que se cobraba 60 pesos la entrada y se tenía derecho a una consumición.

Como parte del procedimiento se procedió al secuestro de una gran cantidad de bebidas alcohólicas.

Silvio Barroso