Efectivos de la Delegación de la Policía Federal de nuestro departamento dieron un importante golpe a una banda dedicada al contrabando y comercialización de calzado.

Los investigadores llevaron adelante varios allanamientos, entre ellos en un domicilio de calle Entre Ríos al 900, donde encontraron mercadería por un valor cercano a los 21 millones de pesos.  

En dicho operativo, que recibió el nombre de “zapateros deshonestos” encontraron más de 2 mil pares de calzado, entre  zapatillas, zapatos y botas. También se halló un número importante de  camperas, mochilas y bolsos.

La investigación comenzó hace 10 meses y dejó a cinco personas (tres masculinos y dos femeninas) enlazados a la causa.

En los distintos procedimientos también se secuestró una importante cantidad de dinero en efectivo. En ese sentido, en una de las viviendas allanadas, se encontraron más de 4 millones de pesos y 100 mil dólares.

A la causa, instruida por el juez federal Eduardo Puigdéngolas, se añadieron diversos elementos de prueba  que fueron parte de los secuestros, como por ejemplo  pendrives, sellos, tablets, teléfonos celulares y factureros.