La titular de Defensa del Consumidor de la comuna, Pamela Torres, denunció que el Gobierno provincial no manda los fondos necesarios para el correcto funcionamiento de la oficina local.

Es que, según la funcionaria, al no contar con ese dinero, la dependencia no podrá seguir recibiendo denuncias y todos aquellos conflictos de menor rango no van a tener solución en lo inmediato tal como venía ocurriendo hasta ahora.

“Ahora, tanto el denunciante como el comercio denunciado tendrán que recurrir a instancias judiciales y pagar costas. En gran parte de las mediaciones ninguna de las dos partes tenía que pagar, en cambio ahora deberán abonar códigos”, relató Torres, al tiempo que aseguró que “la gente que venía a nuestra oficina hacía el trámite de forma gratuito”.

Dice que no entiende las razones por la cual el Gobierno provincial no quiere mandar fondos, ya tiene la forma de hacerlo, considerando que “hace poco tiempo recaudó 2 millones de pesos de multas pagadas por empresas del rubro automotor y de celulares”.

“Esa plata que ingresa por el pago de sanciones se tiene que repartir de manera equitativa entre los municipios”, agregó.

En el Km 0 de nuestra ciudad se juntan firmas para que la Oficina de Defensa del Consumidor siga funcionando.

“Hasta ahora los gastos para que le dependencia siga operando los cubre el municipio, pero ha llegado un momento en que ya no tiene fondos para hacerlo. Financiarnos es una obligación de la Provincia, pero lamentablemente no están cumpliendo con la ley”, finiquitó con dureza.