A raíz de la protesta de un grupo de ciclistas autoconvocados que en los últimos días han venido pidiendo por cascos para estar a tono con la nueva Ley Vial de Mendoza, desde la Municipalidad señalan que “eso es una disposición provincial”.

Ocurre que el miércoles, los manifestantes fueron a golpear las puertas de la comuna en busca de una solución.

Como respuesta a ese reclamo, las autoridades departamentales remarcaron que “el uso de cascos y luces en las bicicletas lo decidieron desde la Provincia”.

Esa “normativa no pertenece al ámbito municipal” subrayan y de esa forma le dicen a los que protestan que el pataleo se lo tienen que hacer al Gobierno de Cornejo.

Para rematar, indicaron que el municipio no sale a las calles a verificar que el ciclista cumpla con la nueva normativa. “Los controles los realiza la Policía de Mendoza”, finiquitaron con fuerza.