El bloque justicialista del Honorable Concejo Deliberante de nuestro departamento firmó un proyecto de Declaración por el cual le solicitan a los legisladores nacionales que representan a nuestra provincia que “rechacen cualquier nuevo tributo que afecte la actividad vitivinícola de Mendoza”.

Esta solicitud llega en el marco de los anuncios que hizo el Gobierno Nacional de inyectarle a la industria del vino un impuesto.

Los ediles peronistas manifestaron su rechazo a esta situación, presentando un proyecto donde le piden a los mendocinos que ocupan una banca en el Congreso de la Nación que tomen la misma actitud.

En los fundamentos de la declaración, expresan que “dicho sector hasta el momento no pagaba impuestos internos”, y aseguran que este tributo sería muy negativo, y no se podrían palear más medidas adversas”.

Manifiestan que se está viviendo una situación límite con las economías regionales y que “los productores vitivinícolas de la zona están muy preocupados con las medidas del gobierno de Macri”.

Silvio Barroso