A raíz de la polémica desatada por la aparición de unas fotos de Julieta Silva junto a un grupo de amigas que dieron lugar a la sospecha de la violación de la prisión domiciliaria, desde el Servicio Penitenciario de Mendoza afirmaron que la joven nunca salió de su vivienda donde está cumpliendo una condena de 3 años y 9 meses.

No es la primera vez que sucede, y tampoco es la primera vez que las autoridades tienen que salir a desmentir. Vale recordar que Canal 6 puso en duda hace un par de semanas el comportamiento de la mujer luego de que mostraran un video donde aparecía una “supuesta Julieta” manejando y luego se comprobó que se trataba de otra persona. Aunque en ese medio siempre hablaron en potencial, la duda quedó en un sector importante de la ciudadanía. Incluso fue el propio Roberto Mango, director de la cárcel, quien salió a aclarar que la joven jamás cruzó los límites de la propiedad y la tobillera nunca mostró una anormalidad.

Nuevamente se instaló la idea del escape luego de que apareciera una foto de Silva junto a un grupo de amigas. En tal sentido, en declaraciones a medios del norte provincial, Eduardo Orellana, director del Servicio Penitenciario expresó que la mujer “tiene colocada una tobillera electrónica conectada a un equipo de monitoreo georeferencial que es más sofisticado que un GPS. Ella no ha salido de su casa”.