Una verdadera locura, pero real. A casi cuatro meses de una de las tragedias viales más importantes de nuestro departamento, como fue la Tragedia de la Cuesta de los Terneros, uno de los choferes de aquel colectivo fue detenido este fin de semana en un control en la provincia de Santa Fe por no contar con la documentación necesaria, dado que manejaba un colectivo que trasportaba un contingente con 32 personas.

Se trata de Jorge Pinelli, uno de los dos choferes del colectivo que protagonizó el siniestro vial donde murieron 15 personas de la escuela de danza oriunda de la provincia de Buenos Aires. Es correcto subrayar que el otro chofer era Damián Pinelli (hijo de Jorge) quien manejaba la unidad al momento del impacto y que perdió la vida de manera instantánea.

Este sujeto fue aprehendido luego de ser parado, en cercanías de Rosario, por un control de Gendarmería y de la Comisión Nacional de Regulación del Trasporte.

Cuando las autoridades le pidieron la documentación, no tenía ni carnet, ni papeles que lo habilitaran a circular por las rutas del país.

Pero no quedó ahí la historia, ya que cuando los efectivos quisieron demorarlo, Pinelli sacó plata de su bolsillo y quiso coimearlos, por lo que su situación se agravó.