Se impuso 6-3 y 6-4 y continúa extendiendo su buen momento en el circuito.

Tiene motivos de sobra Diego Schwartzman para no borrar la sonrisa de su rostro. El Peque continúa su buen momento en el circuito y hoy debutó con un triunfo en el Masters 1000 de París, para él, el último torneo de la temporada.

Se enfrentó al serbio Viktor Troicki y se impuso 6-3 y 6-4 para llegar a la segunda rueda del campeonato donde se medirá con John Isner.

Será la primera vez que el Peque, número 25 del mundo, se enfrente al gigante John Isner, quien ocupa el puesto 14 del ranking. La diferencia de altura es abrumadora: 1,70 para el argentino y 2,08 para el norteamericano.

 

Fuente: www.lanacion.com.ar

www.ciudadanosur.com.ar