Un reducido número de manifestantes, como para no perder la costumbre de una ciudad indiferente, se manifestó en el Kilómetro Cero para pedir justicia por el horrendo crimen del barrio El Nihuil.

Amigos y vecinos se concentraron en el microcentro con pancartas con el fin de mantener viva la memoria del matrimonio Scalia y hacer público un pedido a los administradores de la justicia para que se mantengan firmes y sin distracción en la investigación. Aunque es correcto aclarar que se mostraron conformes con la actuación de la fiscal Andrea Rossi y con el rápido accionar de la Policía que, en pocas horas, logró detener a cuatro sujetos que hoy están imputados por homicidio criminis causa.

Todos coincidieron en que eran excelentes personas que “todo el tiempo le estaban dando una mano al que lo necesitara”. Fueron abundantes los elogios al matrimonio a quienes calificaron como extraordinarios vecinos.

Los allí presentes pusieron el acento en el poco acompañamiento de la ciudadanía, considerando que se trató de uno de los crímenes más aberrantes de los últimos tiempos que tuvo como escenario a nuestro departamento. “Tendría que estar todo el pueblo acá”, fue la frase más escuchada.