El 9 de agosto la cotización del dólar cerró a $46,20. Sólo tres días después, tras el resultado de las PASO, alcanzó a $55 y el 14 de ese mes, $63. Conocida historia en la Argentina: detrás del salto cambiario se comienza a observar una catarata de ajustes de precios de los bienes e incluso servicios que consumen a diario.

Para poner en blanco sobre negro sobre lo que sucede en este estadio posterior del ajuste y remarcaciones de precios usando los datos de un relevamiento en 912 puntos de venta de todo el país –elaborado por Focus Marker vía Scanntech (lector de código) sobre evolución promedio de diferentes categorías de artículos de limpieza e higiene personal– se observa la siguiente evolución en las últimas 3 semanas (2 previas a la PASO y 1 posterior):

Hay que tener en cuenta que dentro de cada una de estas categorías hay decenas de marcas y cientos de presentaciones y tamaños, y que por eso sólo se muestran precios promedios. En muchos casos se puede observar, en la columna del medio de variación de precios, que se había visto una desaceleración en la primera semana de agosto respecto de la última de julio. Pero el pass throught llegó para arrasar la calma inflacionaria y se puede ver en la tercera columna que el jabón en barra subió 6,9% en una semana, incluso luego de caer en su precio en la previa; que los suavizantes se incrementaron un 5,2%, y que el papel higiénico un 4,7 por ciento.

Cuando se analiza la situación de algunos alimentos de la canasta básica la situación es también delicada con subas promedios fuertes en la semana posterior a las PASO. Es el caso del aceite, una categoría que tuvo alzas promedios de 5,2% entre todas sus marcas y presentaciones; arroz, 4,6%; yerbas; 4,2%; y harinas 3,6%, entre otros.

La determinación del Gobierno para la situación del cuadro que se muestra arriba, fue quitar el IVA de estos productos especificados aquí más otros no detallados: conservas de frutas, conservas de hortalizas y legumbres, huevos, pan, yogur entero y/o descremado entre otros.

Al mostrar promedios de aumentos se pierde de vista productos y presentaciones específicas dentro de una categoría pero se gana en analizar los promedios. Ante esta situación en la primera semana post devaluación del peso frente al dólar la medida de quita del IVA muestra que en promedio la categoría que más subió fue  el aceite, 5,2%. De esta manera restarle a ese aumento el 21 % del IVA genera que incluso muchos productos dentro de esta otras categorías hoy este por debajo del precio que pagaba el consumidor la semana previa a las paso. Pero esto es una foto y no la película.

Reacción contractiva del consumo

La primera semana de agosto en formatos de supermercados de menos de 500 m2 las ventas de alimentos caían 8,5% interanual, bebidas 10,8%, cuidado personal 9%, limpieza 12%. Es decir no es tan sencillo para toda la cadena de procesamiento y producción industrial como para el comercio derivar a precio en forma directa la devaluación por lo cual se hace en forma mucha más lenta.

Muchos sospechan que este terreno positivo ganado a los precios con la quita del IVA al final de la cadena de producción al consumo en la primera semana se irá perdiendo cuando cada eslabón intente continuar con el ajuste y remarcación de precios.

Tampoco es tan directa la relación. Hay categorías y productos que les costará más que a otros seguir subiendo los precios sin perder volúmenes de venta.

Sostener un stock de productos implica un costo muy importante en almacén y depósito que hay que financiarlo a tasas de interés superiores al 75% anual que es la tasa de referencia del Banco Central. Nadie quiere quedarse productos en la empresa. La liquidez vale oro. Incluso perdiendo rentabilidad.

Hay otras categorías de la canasta básica que comenzaban a estar al alza como arroz, pastas secas, yerba mate, mate cocido, té. En estos casos el margen de maniobra para ajustar precios es mayor respecto de otros productos que siguen perdiendo volumen de ventas.

¿Quién ganará la pulseada? La evolución del precio del dólar se lleva puesto el peso argentino una vez más y los precios en el mercado interno.

Dinámica del tipo de cambio real

La Argentina tiene el IVA general más alto de América latina después de Uruguay. La quita del IVA en productos de la canasta básica le gana la pulseada al incremento de precios que tuvieron esos productos en la primera semana de ejecución. Pero hay que recordad que esto es una foto. La película será de ajustes y remarcaciones más lentas dado el contexto.

La clave es si el tipo de cambio de hoy es el de equilibrio del mercado de divisas, en el que participan exportadores, importadores, compromisos financieros y turismo, cabe esperan más movimientos y turbulencias. Esa es la pulseada que no se puede proyectar ni anticipar en el actual contexto político.

Alberto Fernández dijo que un dólar de $60 estaba bien, pero el mercado es la suma de la acción de miles de voluntades que le ganan la pulseada a Alberto Fernández cuando la incertidumbre asoma.

Mauricio Macri dispuso nueve medidas económicas para contener la micro y luego le sumó dos más con quita de IVA a los alimentos y no más aumentos de la cuota para créditos UVA. La macro le gana la pulseada a la micro cuando las distorsiones no son corregidas a tiempo.

La sociedad no quiere más pulseadas. Quiere acuerdos básicos hacia una política económica que le dará continuidad quien sea el futuro presidente de los argentinos. Por ahora la mezquindad gana la pulseada, pero los mercados pulsean permanentemente. La política sólo aprende y distiende tensiones cuando le quiebran la muñeca. Es clave evitarlo.

Fuente: www.infobae.com