Estados Unidos va a retirar sus tropas de Siria, aseguró el presidente de ese país Donald Trump, que también afirmó que ya se alcanzó el objetivo de vencer al grupo yihadista Estado Islámico.

Esta decisión tendría importantes consecuencias geopolíticas y plantea muchas cuestiones relativas al futuro de las milicias kurdas apoyadas por Estados Unidos que combaten contra el ISIS en la zona. «Derrotamos al Estado Islámico en Siria, mi única razón para permanecer ahí durante la administración Trump», indicó el mandatario en un tuit.

«Ganamos contra el ISIS. Recuperamos el territorio y ahora es hora de que nuestras tropas vuelvan a casa», aseguró Trump en un video publicado en su cuenta de Twitter. «Retiro total, total significa total», dijo un funcionario que habló bajo anonimato y que especificó que la decisión se tomó el martes y que será ejecutada «lo más rápido posible».

Actualmente hay 2 mil efectivos estadounidenses en Siria, la mayoría de ellos en misiones de apoyo de entrenamiento y asesoramiento a las fuerzas locales de combate, principalmente en el norte de Siria, aunque un pequeño contingente está destinado en una base en Al Tanf, cerca de frontera con Jordania y con Irak.

Trump ya había expresado su escepticismo sobre la presencia en Siria y en marzo afirmó que quería traer las tropas de vuelta «pronto». Sin embargo, sus asesores y los aliados internacionales le advirtieron frente a una retirada precipitada y la misión se extendió.

El Departamento de Defensa ya comenzó el «proceso» de retirada, dijo en tanto un vocero de esa cartera. El anuncio no especificó qué efecto tendrá la retirada de las tropas en las operaciones aéreas en Siria, que Estados Unidos dispuso allí desde finales de 2014.

Un vocero del gobierno de Gran Bretaña, que apoyó durante mucho tiempo la campaña antiyihadista en Siria, dijo que «queda mucho por hacer» contra el Estado Islámico. «No debemos perder de vista la amenaza que representan. Incluso sin territorio, seguirá siendo una amenaza», señaló en una nota.

 

Fuente: TNmundo