El presidente asistió junto a su mujer al impresionante despliegue de tropas, vehículos y aviones. “Nada separará jamás” a Francia y Estados Unidos, dijo Macron.

Aislado en la escena internacional pero “amigo” de Francia, Donald Trump asistió este viernes en París al tradicional desfile militar del 14 de julio junto al presidente Emmanuel Macron que viajará después a Niza (sur) para conmemorar el primer aniversario del atentado que dejó 86 muertos.

El presidente estadounidense, de visita en Francia desde el jueves, fue el invitado de honor del desfile de los Campos Elíseos en la capital francesa que conmemora este año el centenario de la entrada de Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial.

“Nada separará jamás” a Francia y Estados Unidos enunció Macron en un breve discurso junto al presidente estadounidense, tras el desfile.

Francia, señaló, ha encontrado a lo largo de su historia a “aliados sólidos, amigos que vinieron a auxiliarnos” y “Estados Unidos figura entre ellos, es por eso que nada nos separará jamás”, declaró Macron.

En total, 3.720 militares, 211 vehículos, 241 caballos, 63 aviones y 29 helicópteros participaron en el desfile, el primero que preside Macron, quien asumió la presidencia de Francia en mayo.

Los “Sammies” -el nombre con el que se designaba a los soldados estadounidenses que combatieron en el primer conflicto mundial- abrieron el desfile poco después de las 10 de la mañana en París, las 5 en Argentina.

“Esta es una celebración nacional maravillosa. Estamos muy contentos de participar”, declaró entusiasta Trump durante una conferencia de prensa conjunta con Macron en el palacio del Elíseo, el jueves.

“Nuestras dos naciones están unidas, juntas, para siempre, en el espíritu de la revolución y de la lucha por la libertad”, agregó.

El desfile de este año se produce en un clima de tensión entre el jefe del Estado francés y el jefe del estado mayor del ejército, el general Pierre de Villiers, que criticó los recortes presupuestarios previstos por Macron para 2017 que afectarán a la defensa.

Pese a esto, la ministra de la Defensa Florence Parly indicó el viernes que el general de Villiers asistiría al desfile junto al presidente.

Tras las festividades en París, Macron viajará a Niza donde se reunirá con las familias enlutadas por el ataque. Un desfile militar tendrá lugar antes de la ceremonia solemne en honor a las víctimas, que será retransmitida en pantallas gigantes.

Por la noche habrá un concierto, que cerrará con una ceremonia en la que se soltarán globos y se prenderán 86 luces en honor a las víctimas.

Francia, en estado de emergencia desde los atentados de París de noviembre de 2015, celebra su fiesta nacional bajo estrictas medidas de seguridad. Alrededor de 86.000 policías, además de 7.000 militares y 44.000 bomberos, fueron desplegados en todo el territorio.

Donald Trump, acompañado en su viaje por su esposa Melania, regresará este viernes a Estados Unidos, en plena tormenta política por una presunta colusión con Rusia durante las elecciones presidenciales de 2016.

 

Fuente: www.clarin.com/mundo

www.ciudadanosur.com.ar

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail