El presidente dijo que es “una historia falsa” tras el “invento del complot con los rusos”. Ayer se supo que el fiscal especial del “Rusiagate”, Robert Mueller, lo investiga.

El presidente estadounidense, Donald Trump, se defendió hoy de las acusaciones sobre una supuesta obstrucción a la Justicia, tras conocerse que se lo está investigando al respecto.

“Se han inventado un falso complot con los rusos, sin encontrar ni una prueba, así que ahora van a por obstrucción de la Justicia en una historia falsa. Muy bonito”.

Es la primera opinión Trump sobre la información del Washington Post según la cual el fiscal especial del “Rusiagate”, Robert Mueller, indagará al presidente por presunta obstrucción a la justicia

El miércoles se conoció que Mueller investiga directamente al presidente por posible obstrucción a la Justicia.

Las investigaciones comenzaron poco después de que el jefe del Buró Federal de Investigación (FBI) James Comey fuera destituido.

Comey aseguró que fue despedido por Trump por investigar sobre el escándalo de las relaciones con Rusia.

De hecho, el ex jefe del FBI era el hombre que investigaba los supuestos lazos entre el equipo de Trump y el Kremlin durante la campaña electoral.

En uno de varios encuentros que Trump sostuvo con Comey, el presidente le habría pedido lealtad, entre otras cosas.

El miércoles el abogado de Trump Marc Kasowitz ya hizo público un comunicado que decía: “La filtración de informaciones del FBI sobre el presidente es escandalosa, inexcusable e ilegal”.

Es que Comey, al ser interrogado por el Senado, reveló que había llevado registros de las conversaciones con el presidente y que había filtrado la información a los medios para protegerse.

The Washington Post y The New York Times reportaron que Mueller estaba buscando entrevistar a tres funcionarios del gobierno de Trump que no estuvieron involucrados en la campaña del ahora mandatario: Dan Coats, director de Inteligencia Nacional; Michael Rogers, jefe de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA por sus iniciales en inglés); y Richard Ledgett, ex subdirector de la NSA.

El reporte del Washington Post cita fuentes anónimas que fueron informadas sobre solicitudes realizadas por investigadores. No se sabe si el FBI era la fuente de la información.

Mueller se reunió el miércoles con líderes de la Comisión de Inteligencia del Senado en un esfuerzo por asegurarse de que sus investigaciones no entren en conflicto.

 

Fuente: www.clarin.com/mundo

www.ciudadanosur.com.ar