El presidente del Millonario se mostró enojado por el trato que le dieron a los casos de Mayada y Martínez Quarta, y las sospechas sobre un tercer caso de doping.

Los casos de doping en River fueron el gran escándalo que se vivió este invierno. En primera instancia se habló de muchos más casos de los que finalmente se confirmaron y hasta se llegó a especular de una posible eliminación del club de Núñez de la competencia.

Finalmente, desde la Conmebol informaron que fueron dos los futbolistas que dieron positivo: Camilo Mayada y Lucas Martínez Quarta, que ya hicieron sus respectivos descargos y tienen una sanción provisoria. Figuras del deporte, como José Luis Chilavert, acusaron al Millonario de arreglar con la Conmebol para que se bajen la cantidad de casos y que el equipo no sea sancionado.

Esta tarde, Rodolfo D’Onofrio se refirió a este tema. “Hubo un poco de maldad, no se puede ensuciar el buen nombre de los jugadores. Son sanos, profesionales, que están doloridos por lo que ocurrió, que fue un accidente”, dijó la máxima autoridad de River en una entrevista con ESPN y agregó: “Estamos tratando de investigar qué pasó, por eso acompañamos a jugadores con dirigentes, cuerpo médico y abogados que fueron a Asunción a explicar la verdad de lo que hemos vivido”.

Por su parte, se refirió a las críticas sufridas los últimos días por los directivos de Guaraní, rival del martes por los octavos de final de la Copa Libertadores. “Con ellos no habrá camadería hasta que nos pidan disculpas. Después el Tribunal dispondrá si hay sanción o no, pero nosotros estamos convencidos de nuestra tranparencia”.

 

Fuente: tn.com.ar/deportes

www.ciudadanosur.com.ar