El capitán de la Selección de Suecia, Andreas Granqvist, fue consultado acerca del encuentro amistoso que disputará su país frente a Perú en lo que será el último partido antes del inicio del mundial para ambos.

Fue en la misma entrevista, al portal sueco “Fotbollskanalen” que disparó contra el delantero peruano por la forma en la que fue incluido en el equipo y habilitado a participar de la cita mundialista.

“La cocaína debe ir como dopaje junto a dos años de suspensión”, aseguró el jugador del Helsingborgs y agregó: “No sé cómo se las arregló para volver. Es triste que si dio positivo, y ha tenido un producto no autorizado en su cuerpo, que todavía puede jugar”.

“No sé cómo sucedió”, se cuestionó el defensor central de la selección sueca quien enfrentará a Corea del Sur, Alemania y México en la fase de grupos del Mundial de Rusia.

“Si él fue sancionado por eso, entonces debe ser inhabilitado. Absolutamente. Nosotros tuvimos un arquero que cayó por lo mismo por eso, él fue sancionado, eso puedo pensar”, concluyó el futbolista de 33 años.

El castigo de Paolo Guerrero, el cual abarca 14 meses de suspensión, quedó temporalmente congelado hasta que finalice la cita mundialista. La decisión del Primer Tribunal de Suiza habilita al delantero a disputar lo que podría el primer y último mundial en su carrera profesional.

Fuente: www.infobae.com