El informe preliminar del Observatorio Vial de la Agencia Nacional de Seguridad Vial arrojó números preocupantes, considerando que durante el último año se registraron 209 víctimas fatales en Mendoza.

En tal sentido, del total de las víctimas, el 68% ocurrieron en zonas urbanas y la gran mayoría perdió la vida arriba de un vehículo, ya que el 41,1 % eran automovilistas y el 40,6% motociclistas.

Un dato para tener en cuenta es que el 75% de los siniestros viales estuvieron relacionados con choques entre rodados. Esto habla claramente del poco respeto que se tiene por las esquinas o cruces.

Por otra parte, el informe reveló que el rango etario con más víctimas fatales a nivel nacional son los jóvenes de entre 15 y 34 años (42,8%).

Los números en nuestra provincia son similares, dado que entre esas edades los fallecidos representan el 36,8%.

Respecto de la relación entre alcohol y conducción, desde el Observatorio Vial explicaron que los jóvenes minimizan la percepción del riesgo de sufrir un incidente vial al conducir bajo los efectos del alcohol.

El 50% de los jóvenes en la Argentina asegura que sus amigos conducirían después de tomar alcohol, a pesar de que el 93% sabe que eso aumenta el riesgo de perder la vida en un siniestro.

Fuente: www.diariomendozasur.com

http://dialradio.tv