Al final, a pesar de que no todos los sindicatos acordaron la recomposición por desfasaje inflacionario, el gobernador Alfredo Cornejo ordenó que se les pague ese bono a todos los empleados públicos de la provincia.

De esta forma, todos los estatales de Mendoza, incluidos los policías, los penitenciarios y los docentes de escuelas públicas y privadas cobrarán 7 mil pesos, dinero que estará acreditado en cada una de las cuentas el próximo 5 de enero.

En un principio había dudas respecto de si los docentes cobrarían el bono, dado que junto a los empleados judiciales no acordaron el aumento de sueldo de 2017 en paritaria (fue por decreto) y por lo tanto nunca se firmó el arreglo del desfasaje inflacionario.

Se terminó la incertidumbre, y por lo tanto todos los trabajadores del Estado mendocino recibirán esa recomposición. En la misma línea es necesario aclarar que quedan exceptuados los funcionarios, los legisladores y también los jueces.

Respecto a las paritarias para el 2018 el Gobierno informó que, si bien ya se acordó con muchos gremios, aún quedan pendientes otros. El martes se reunirán con Ampros y el 1 de febrero con el Sute. “Por primera vez desde que se ‘paritan’ los sueldos estatales ha sido a fin de año de modo de tener previsibilidad para el año 2018”, recalcó el Gobernador en conferencia de prensa.