River y Boca se enfrentaron en el Monumental el 5 de octubre de 2014 por la fecha 10 del Torneo de Transición en el que luego se consagraría Racing. Ese encuentro tuvo en ventaja al Boca de Rodolfo Arruabarrena por el tanto de Lisandro Magallán en la primera parte y el empate -que sería definitivo- de Germán Pezzella en el complemento, bajo una lluvia torrencial. Uno de los protagonistas, por su mala actuación, fue el árbitro Mauro Vigliano.

El juez que acaba de ser designado como responsable del VAR para la revancha de las semifinales entre Boca y River en la Bombonera, el próximo 22 de octubre, sancionó un penal por una mano de Fernando Gago que no existió. Y por si fuera poco, expulsó al volante xeneize por esa maniobra.

Leonardo Ponzio metió el balón en el área de Boca por una pelota parada y el rebote derivó en Ariel Rojas, quien remató de zurda. Gago, con un movimiento poco ortodoxo, rechazó la pelota a pocos metros de la línea de gol. La jugada terminaba en córner para River pero el juez vio que había sido mano de Pintita. Las repeticiones mostraron cómo cabeceó el esférico que luego rebotó en su pie y jamás dio en su brazo. A Vigliano le jugó en contra la velocidad de la jugada y falló en el golpe de vista. Sobre el final, el referí también le mostró la roja a Ramiro Funes Mori en el dueño de casa.

El último antecedente de Vigliano en superclásicos fue por la fecha 6 de la Superliga pasada, en septiembre de 2018 (justo antes de las finales de la Libertadores). Ese derby fue para River por los tantos del Pity Martínez y Nacho Scocco. Con el encuentro 1-0 para el Millonario, el juez ignoró una mano de Ponzio adentro del área que pudo ser penal para Boca, que también reclamó una infracción de pena máxima de Casco sobre Pavón. Los de Gallardo protestaron por un manotazo en la cara de Cardona a Enzo Pérez que consideraron de expulsión.

Como si no hubiera semejante polémica con el juez principal del VAR, uno de sus asistentes también mantuvo un conflicto con el Xeneize en el pasado reciente. Se trata de Fernando Rapallini, quien fue denunciado por Fernando Gago y se cruzó feo con Guillermo Barros Schelotto durante -y al término- de un Huracán-Boca (última fecha de la Superliga 2017/2018).

Paradójicamente, Gustavo Alfaro estaba en el banco de suplentes del Globo en aquel 3-3. Desde la Ribera denunciaron provocaciones del árbitro y hubo insultos una vez que concluyó el mismo.

Fuente: www.infobae.com