Se conocieron los audios de a la investigación del Departamento de Justicia de Estados Unidos y el FBI que dieron origen al FIFAgate. Los investigadores usaron al empresario brasileño Jota Hawilla (dueño de la empresa Traffic y uno de los testigos protegidos del caso) para conseguir evidencias contra los ejecutivos argentinos Alejandro Burzaco (ex CEO de Torneos) y Hugo Jinkis, uno de los propietarios de Full Play. Las tres compañías (Traffic, Full Play y Torneos) crearon en julio de 2014 en Miami (Estados Unidos) una nueva empresa (Datisa) que compró los derechos comerciales de las Copas Américas de 2015, 2016 (Centenario), 2019 y 2023. En aquellas reuniones en las que se concretó la creación de Datisa, Hawilla le consulta a Burzaco sobre sus temores por el negocio. El audio fue publicado en una investigación de Globoesporte.com, de Brasil.

 

Aquí, la transcripción:

Hawilla: -Quién puede ser perjudicado con estas cosas?

Burzaco: -¿Qué querés decir? ¿Con este contrato? ¿Con este tema? ¡Todos!

Hawilla: -Perjudicado…¿Quién puede ser perjudicado con esto? ¿Alguien? ¿Conmebol puede sufrir algún perjuicio con esto?

Burzaco: -Todos podemos salir perjudicados con este tema. Todos. Si mañana viene una agencia de lavado de dinero de Buenos Aires (por decirte una)…O la de Brasil, o la DEA, o cualquier otra…Y dice: «¿Qué son estos pagos? Esto no tiene consistencia», y empieza a rastrear…¡Vamos todos presos! Todos…Vos, yo…

Hugo Jinkis: -Es el riesgo de nuestro negocio.

 

Otra de las grabaciones difundidas por el medio brasileño hace referencia a las coimas que debían recibir los principales ejecutivos del fútbol sudamericano en contraprestación a firmar el contrato con Datisa.

Burzaco: -Jota, nuestra cuenta es muy fácil. Le damos tres (millones de dólares) a Brasil, tres a Argentina y tres al presidente (de la Conmebol; era el uruguayo Nicolás Leoz). Es más: él sustituyó a Nicolás Leoz y así nos lo hizo saber el primer día.

 

La conversación continúa:

Burzaco: -500 mil dólares al secretario general, y un millón y medio para siete presidentes.

Hawilla: -¿Para los siete?

Burzaco: -Siete presidentes, un millón y medio. Porque hay un país al que no le damos nada.

Hawilla: -¿Por qué?

Burzaco: -Porque es honesto, y ahora lo acaban de echar.

Mariano Jinkis: -Acaban de expulsarlo porque es el único…

Burzaco: -Entonces, nunca le dimos nada. Eso nos lo ahorramos.

 

Ese presidente «honesto» del que hablan Burzaco y Jinkis era Sebastián Bauzá, por entonces máximo directivo de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF).

 

 

Fuente: www.lanacion.com