La paritaria docente llegó a su fin en la provincia, porque el gobernador Alfredo Cornejo firmó el decreto que establece el aumento en todo el territorio.

Este miércoles se publicó en el Boletín Oficial el decreto Nº 255 de 2018 que pauta un incremento del 15,7 % para los maestros y se trata, nada más y nada menos, que del tercer año consecutivo en que la negociación paritaria entre docentes y el Gobierno mendocino fracasa.

El artículo dice en sus líneas: : “Dispóngase un incremento sobre la Asignación de la Clase y el Estado Docente para el Cargo Docente del quince coma siete por ciento (15,7%), el que será liquidado de la siguiente manera: cinco por ciento (5%) desde el mes de enero al mes de mayo de 2018 inclusive; cinco coma dos por ciento (5,2%) desde el mes de junio 2018 hasta el mes de octubre inclusive y del cinco coma cinco por ciento (5,5%)a partir del mes de noviembre 2018 en adelante, siendo estos no acumulativos al del primer periodo enunciado”.

En cuanto a la tirante relación que hubo entre el gremio y los miembros paritarios del Gobierno, desde la sede ubicada en el Parque Cívico destacaron que hicieron todo lo posible para llegar a un acuerdo y por eso se empezó a trabajar en el tema desde el mes de diciembre de 2017, “A diferencia de otros años, se inició el proceso de discusión paritaria con todos los sectores en el mes de diciembre de 2017, ello a fin de poder tener un mayor tiempo de diálogo entre las entidades sindicales y el Estado, y posibilitar acuerdos que impliquen beneficios salariales a los empleados a partir de enero” destacaron textualmente desde el Ejecutivo.

En cuanto al pedido de aumento del SUTE, desde el Gobierno se excusaron diciendo que superaba los límites cumplibles. Este significaba un aumento que rondaba el 23,3% anual y según estimaron desde la administración de Cornejo, escapa a la posiblidades de pago.