A un año de la trágica muerte de Marcel Quiroga, familiares y amigos la recordarán en la esquina donde perdió la vida.

Se trata de la joven mamá que fue impactada por un sujeto que manejaba a toda velocidad y en estado de ebriedad.

Su esposo, Ceferino Álvarez, participó de una entrevista en Dial Radio TV, y señaló con todas las letras que las personas que manejan alcoholizados y atropellan causando la muerte, “no son otra cosa que asesinos”.

“Hoy, si no tenés antecedentes no vas preso, por es que tenemos que empezar a separar las cosas, porque cuando la Justicia y las leyes no acompañan tiene que llegar la condena social”, deslizó.

En relación a Mariano Encinas, la persona que terminó con la vida de su mujer y que está en libertad, indicó “además de su responsabilidad, también hay que hablar del padre que a pesar de que su hijo tenía 10 multas viales, algunas por alcoholemia alta y otras por cruzar en rojo, le daba el auto. Es un irresponsable porque le daba un arma”.

“Los padres tienen que entender que cuando no pueden contener a sus hijos, no les pueden dar el vehículo”, reafirmó.

Por otro lado cargó con dureza contra la extraña moda de las “previas”. En ese punto, remarcó: “Tenemos que terminar con la cultura de tomar antes de ir al boliche, porque después siguen bebiendo y arruinan familias enteras”.

Después se dirigió a los dirigentes, indicando que “la mayoría de la clase política son de profesión abogados, es ahí donde debemos preguntarnos por qué no quieren cambiar las leyes”, destacó.

Fuente: www.diariomendozasur.com

http://dialradio.tv