El Gobernador Alfredo Cornejo adelantó esta iniciativa luego de firmar el convenio para el inicio de la construcción de los colectores Paramillo y Boedo Ponce. 

El Gobernador Alfredo Cornejo; el secretario de Infraestructura y Política Hídrica de la Nación, Pablo Bereciartua, y el secretario de Servicios Públicos, Natalio Mema, firmaron el convenio para el inicio de la construcción de los colectores Paramillo y Boedo Ponce. El encuentro fue en la sede de Aguas Mendocinas, Belgrano 920, Ciudad.

Las obras corresponden a la ampliación y refuncionalización del sistema de recolección y tratamiento de efluentes cloacales del Gran Mendoza, cuenca El Paramillo. También asistieron el administrador del Enohsa, Luis Jahn; el superintendente general de Irrigación, Sergio Marinelli; el presidente de Aysam, Richard Battagion; el intendente de Guaymallén, Marcelino Iglesias, y miembros del gabinete provincial.

Luego de que las autoridades firmaron el convenio, el Gobernador Alfredo Cornejo dijo: “Desde el Gobierno les estamos dando mucha importancia a la obras de infraestructura social. Un indicador de la pobreza es el tener o no acceso al agua potable o a las cloacas, estos son indicadores sanitarios y de buena convivencia social. El país tiene un gran retraso en saneamiento y por eso hemos sido muy ambiciosos en ese sentido. Son obras que no se ven y no tienen rédito político pero queremos combatir la pobreza y tener un mejor sistema sanitario para que los ciudadanos gocen de buena salud. Esta es una de las mejores inversiones que una gestión puede hacer”.

“Hoy anunciamos obras reales que se ejecutan. Tenemos una planificación estratégica, por eso las grandes obras de infraestructura se están haciendo bajo nuestra gestión. Estamos aumentando redes de agua, ampliando zonas de coberturas y creando plantas de tratamiento cloacal. Hemos llegado al Sur, al Este y al Valle de uco, a cada rincón de Mendoza”, agregó el Gobernador.

Cuidar y mediar el uso del agua

En relación con el cuidado del agua, el jefe del Ejecutivo provincial adelantó: “Tenemos proyectos muy ambiciosos con el agua. Estamos trabajando en programas de agua contabilizada. Estamos pensando en el cuidado del agua y creemos que en breve podemos estar firmando y construyendo el sistema para verificar las pérdidas y poder contabilizar el recursos para optimizar su uso. Esto va trasladar la responsabilidad a los ciudadanos y a las empresas”.

“Implementaremos un sistema de medidor casa por casa, y queremos ejecutarlo, no como antes, que se dijo que se compraron 70 mil medidores pero nunca se colocaron. Nos vamos a animar a medir el agua casa por casa, empresa por empresa, y que cada uno pague según su consumo. Así vamos a ahorrar agua y optimizar el uso como lo necesitamos. Mendoza lleva su octavo año seguido de emergencia hídrica. Para cuidar el agua debemos tener una mirada estratégica y como resultado de ese proceso habrá un valor muy razonable con una tarifa social muy amplia”, detalló Cornejo.

Para finalizar, el Gobernador dijo: “El interés general de cuidar el agua es una prioridad y haremos sinergia entre los diversos sectores involucrados y el propio ciudadano ejerciendo sus derechos y sus responsabilidad de cuidar el recurso. Tenemos un plan ambicioso y realista, esperamos que estas dos grandes obras que comienzan este mes sean la columna vertebral de nuestro sistema cloacal y de una ciudad que tiene todo para crecer y que lo debe hacer de una forma sustentable y social y económicamente armónico”.