El Gobierno lanzará en los próximos días dos nuevas resoluciones con las que buscará impulsar la producción de gas natural en los meses de invierno. Serán para reemplazar el GNL importado e impulsar la construcción de un gasoducto de más de 1.000 kilómetros que incrementará la capacidad de transporte de Vaca Muerta.

Fuentes oficiales explicaron a Télam que el desarrollo del mercado gasífero fue el tema principal que el presidente Mauricio Macri analizó en la Quinta de Olivos con el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, y los equipos técnicos del Ministerio de Hacienda.

A fines de enero, Lopetegui anunció a las petroleras que estaba en estudio un plan de estímulo para la producción de gas en invierno, tras el recorte de los subsidios previstos en la resolución 46 dictada en 2017 que buscó impulsar los proyectos de gas no convencional de Vaca Muerta.

En esta nueva instancia, en la que desde Gobierno aseguran que no se tratará de un subsidio como la resolución 46 del ex ministro de Energía Juan José Aranguren, se reconocería un precio especial para el gas de invierno para generar mayores volúmenes que permitan sustituir las importaciones de Gas Natural Licuado (GNL) a las que se debe recurrir para cubrir los picos de demanda.

Así, se espera que buena parte de lo que se debe destinar a la importación de GNL, que en 2018 superó los US$ 1.000 millones, se desplace a reconocer un mejor precio a la producción local.

El nuevo esquema de subasta al que podrán acceder las petroleras permitirá obtener precios similares a los que el país paga por el GNL, y que duplicarían a los valores que las empresas obtuvieron de US$ 4,62 por millón de BTU a mediados de febrero cuando se desarrolló la licitación para proveer a las distribuidoras del fluido.

Junto a este esquema que aseguraría mejores precios a las petroleras para los meses de invierno, el Gobierno busca comprometer a las mismas empresas en la construcción de un gasoducto que permita evacuar la creciente producción de Vaca Muerta, y que demandaría una inversión de unos US$ 1.200 millones.

Con las dos resoluciones vinculadas, se busca avanzar en la licitación de una obra costosa necesaria, en un momento de dificultades para conseguir un financiamiento de ese monto, y al mismo tiempo garantizar precios por los próximos tres o cuatro años para incrementar la producción de invierno, se explicó oficialmente.

 

Fuente: www.clarín.com