Por medio de la Resolución Nº 2719, la Dirección General de Escuelas dispuso que quedan prohibidos los festejos, alabanzas y reverencias religiosas en todos los colegios de la provincia. La misma normativa incluye a las misas, celebraciones y también conmemoraciones de cualquier culto.

Desde el Gobierno de Cornejo recordaron que “el Estado debe asegurar un servicio educativo laico y gratuito”, por lo tanto la nueva disposición es para todas las escuelas, teniendo en cuenta modalidades y niveles.

“La Dirección General de Escuelas respeta el principio de laicidad como también el derecho a la libertad de culto sin lesionar ninguno de los dos”, señalaron desde la Provincia.

La Resolución aclara que los edificios escolares solamente pueden ser utilizados para celebrar misa o realizar algún acto religioso  los fines de semana, remarcando que eso debe estar fuera del dictado de clases, considerando que se debe respetar las creencias de cada uno de los alumnos y en ese sendero no mezclar lo estrictamente educativo con religión.

Las instalaciones se podrán usar únicamente para eventos religiosos durante los días inhábiles  previa autorización expresa de la autoridad del establecimiento educativo que lo cederá temporalmente asumiendo el mantenimiento, limpieza, conservación, seguridad y cuidado de las instalaciones educativas.