La sanjuanina Leonela Paola Yudica retuvo su título mosca de la Federación Internacional de Boxeo en una pelea ante la mexicana Isabel Millán que se disputó en el estadio Aldo Cantoni y que no pudo completarse por un durísimo choque de cabezas que impidió que la campeona siguiera combatiendo.

La pelea era pareja, con una leve superioridad de la sanjuanina, hasta que en el minuto del cuarto asalto se produjo el inesperado desenlace: a la salida de un cruce, las cabezas de ambas se encontraron en un impacto fortísimo.

La primera que dio señales y reclamó por el choque fue la mexicana, pero la que se llevó la peor parte fue Yudica: de su parietal izquierdo comenzó a fluir la sangre a chorros, como si de un manantial se tratara.

Enseguida el árbitro Gerardo Poggi detuvo las acciones, acompañó a la campeona a un rincón neutral y convocó al médico para que evaluara la herida. El profesional, a quien le costó interrumpir la hemorragia, indicó que la argentina no podía continuar peleando.

Al no haberse completado el cuarto round, el combate fue declarado sin decisión, por lo que Yudica, dueña de un récord invicto compuesto por 16 victorias y 3 empates, conservó el título que ostenta desde diciembre de 2014.

Una vez leído el fallo sobre el cuadrilátero, la sanjuanina, visiblemente mareada, fue trasladada a la Clínica El Castaño de la capital provincial para que ser sometida a una tomografía computada y para que se le suturara la herida.

Millán, quien se mostró contrariada por el desenlace del combate, tampoco se la llevó gratis: debió recibir asistencia en el estadio por un traumatismo y un corte en el arco superciliar izquierdo y luego fue trasladada al Hospital Rawson.

 

Fuente: www.clarín.com