El Intendente Emir Félix recorrió la obra de pavimento de la avenida El Libertador, que, en su primera etapa cubrió el tramo que va de Uruguay a Irene Curie y ahora avanza hacia la escuela Pessano. Si bien el clima mucho no ha colaborado, se aprovechan todas las ventanas de “calorcito” para la colocación de la carpeta asfáltica.

“Cuando los tiempos se extienden más de lo programado, muchos vecinos se quejan y tienen todo el derecho a hacerlo. Sólo nos resta pedirles un poco más de paciencia porque – como ya es evidente – estamos asfaltando en muchos lugares a la vez y las calles están quedando muy bien”, dijo Félix.

Según su parecer, “no hay que frenar nunca la obra pública, hay que avanzar aunque sea poco a poco, pero jamás detenerla”.

Recordamos que el asfalto en San Rafael, además de mejorar la calidad de vida de los frentistas (deja de haber polvo en suspensión y tierra y barro en las calles), optimiza la transitabilidad de peatones y automovilistas y revaloriza las propiedades.