Por estos días, la firma encargada de los trabajos, Hidroconst S.A., está pintando paredes y colocando los pisos del jardín de infantes María Elena Walsh. De esta forma, luego de más de cinco años de espera, la obra entra en la etapa final y por lo tanto el ciclo lectivo 2018 esperará a más de 200 alumnos con edificio nuevo.

Desde el Ejecutivo provincial aseguraron que los trabajos tienen actualmente un avance que supera el 85%. Ya se terminó de montar la cubierta de techo y los cielorrasos de yeso suspendido, que se suman a los muros y carpintería en ventanas y puertas.

El jardincito se construye sobre avenida Tirasso y Tropero Sosa y para construirlo se invirtieron casi 21 millones de pesos con fondos nacionales provenientes del Ministerio de Educación.

La obra contempla 900 metros cuadrados cubiertos, con seis salas de nivel inicial para niños de 4 y 5 años (incluidos los sanitarios por cada sala) un salón de usos múltiples y un sector para la dirección.

Este establecimiento fue creado en el año 2005 y en la actualidad funciona sobre calle Emilio Civit, sobre un sector que pertenece al hospital Schestakow.

De acuerdo al avance de los trabajos todo indicaría que quedará listo a mediados de febrero.