El juez Julián Ercolini procesó  a Martín Báez, en la causa que investiga el desvío de fondos de obras públicas viales a empresas pertenecientes a su padre, el empresario detenido, Lázaro Báez.

También fueron procesados ex funcionarios de la Dirección de Vialidad y empresarios, por el delito defraudación al Estado. Se trata del presidente de Austral Construcciones, Julio Mendoza; el ex contador de Báez, Fernando Butti, y el funcionario de Vialidad Nacional, Sergio Passacantando. 

El juez, además, ordenó embargos por $2.500 millones sobre los bienes de cada uno. La orden se produjo luego de tomar 16 indagatorias pedidas por los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques.

Este es el segundo fallo en esta investigación, donde también fue procesada la ex presidenta Cristina Fernández como jefa de una asociación ilícita, junto al ex ministro de Planificación Julio De Vido, el ex secretario de Obras Públicas José López y el propio Lázaro Báez, entre otros.

Causa. Para el fiscal Pollicita, los Kirchner, De Vido y López, entre otros, idearon y ordenaron “un esquema de beneficios exclusivos diseñado en favor de Lázaro Báez”, desde 2004 a 2015, que involucra la asignación de unos $ 46.000 millones en obra pública de forma discrecional.

Fuente: Perfil