En pleno arranque de su campaña electoral para la gobernación de la provincia de Buenos Aires, sectores alineados con el oficialismo salieron a cuestionar en las redes sociales la precandidatura de Axel Kicillof por no contar con las condiciones mínimas para competir en los comicios. Los detractores del ex ministro de Economía de Cristina Kirchner aseguran que no cuenta con los cinco años mínimos de «ejercicio de ciudadanía» en el distrito, según exige la Constitución provincial.

La Carta Magna bonaerense plantea en su artículo 121 que para ser elegido gobernador o vicegobernador, se requieren cumplir con tres características: 1) ser argentino o hijo de un ciudadano nativo si hubiese nacido en país extranjero, 2) contar con 30 años de edad y 3) registrar «cinco años de domicilio en la Provincia con ejercicio de ciudadanía no interrumpida, si no hubiese nacido en ella».

El abogado constitucionalista Diego Armesto fue tajante con su evaluación. «Kicillof no cumple con los requisitos para ser candidato en la Provincia de Buenos Aires«,  aseguró el letrado que asesora al bloque de la UCR-Cambiemos en la Cámara de Diputados de la Nación. En diálogo con radio La Red, opinó que habilitar esa boleta es «violar» el texto constitucional. «Pareciera que la Provincia es permeable para que le pongan candidatos que vengan de la estratosfera«, fustigó.

Es de conocimiento público que Axel Kicillof vive en la Ciudad de Buenos Aires y que fue elegido en 2015 por ese distrito como diputado nacional. El dato, además, fue confirmado en sede judicial: en la causa por «dólar futuro» ante el juez federal Claudio Bonadio, el economista declaró el 22 de marzo de 2017 que su residencia está radicada en el barrio porteño de Agronomía y que nació en la Capital Federal.

Sin embargo, esa rutina capitalina y una eventual impugnación ante la Justicia Electoral bonaerense no haría mella a su boleta compartida con la intendenta de La Matanza, Verónica Magario. Desde el entorno del diputado nacional aseguraron a Infobae que el precandidato tiene los «papeles en regla» y cumple con los requisitos del artículo 121 de la constitución provincial.

«Axel tiene domicilio en Pilar actualmente e incluso fue propietario en la provincia más de los 5 años que pide la ley. Está todo correcto «, señalaron fuentes de su equipo de trabajo. El inmueble que lo habilitaría estaría ubicado en la zona bonaerense de Merlo Gómez, donde habitan sus padres.

Especialistas en derecho electoral consideraron que este tipo de requisitos se pueden demostrar fácilmente, como la acreditación del pago de las boletas de impuestos. La visión más restrictiva sobre la materia, a la que adhiere Armesto, apunta a que el ejercicio de «ciudadanía no interrumpida» refiere a las prerrogativas políticas que tiene cada persona, como el derecho al voto. Es decir, para estar habilitado y ser precandidato a gobernador, Kicillof al menos tendría que haber sufragado en la provincia de Buenos Aires.

El ex jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, se metió de lleno en la polémica y citó en su cuenta de Twitter un fallo de Tribunal Superior de la Provincia de Buenos Aires, cuando se quiso impugnar en el año 2007 las aspiraciones a gobernador de Daniel Scioli. Aquella vez, el planteo refería a la causa A. 69395 «Candidatura Scioli, Daniel s/ Impugnación. Recurso de inaplicabilidad de ley». El litigio, impulsado por Movimiento de Integración y Desarrollo (MID) junto a otros partidos, se sostenía en el argumento de que el entonces vicepresidente de Néstor Kirchner incumplía también el citado inciso 3° que refiere a los «cinco años de ejercicio de ciudadanía» en el territorio provincial.

Ese proceso judicial terminó en una buena noticia para el motonauta. Según se desprende de ese fallo, con fecha del 22 de octubre de 2007, el haber desempeñado cargos nacionales-primero como diputado y luego como vicepresidente- es relevante para acreditar un conocimiento cabal para intervenir en la vida democrática y «conocer los problemas que interesan al gobierno«. En el caso de Kicillof, este criterio también se cumpliría por ser diputado y haber ejercido cargos en el Poder Ejecutivo en la cartera de Economía.

Además, la jurisprudencia sostiene que ese criterio armoniza con el artículo 8 de la Constitución Nacional, en el que se afirma que «los ciudadanos de cada provincia gozan de todos los derechos, privilegios e inmunidades inherentes al título de ciudadano en las demás». La sentencia, que luego fue ratificada por la Suprema Corte bonaerense, advierte que no existen las «ciudadanías provinciales» sino que la nacionalidad es «única» y uniforme en todo el Estado federal.

«No resulta lógico sostener que quien ha sido dos veces diputado nacional y actualmente vicepresidente de la Nación, no ha ejercido sus derechos políticos, siendo indiferente que haya sufragado en un territorio distinto al de esta Provincia», aseguran en el mencionado fallo los jueces Héctor Negri, Hilda Kogan, Eduardo Pettigiani, Eduardo de Lazzari, Federico Domínguez y Carlos Angel Natiello.

Fuente: www.infobae.com