Fue una noche especial y sin precedentes: por primera vez la Cena Anual Solidaria organizada por la Fundación Boca Social se llevó a cabo en la mismísima Bombonera. Con la presencia del plantel conducido por Gustavo Alfaro, se obtuvo una recaudación millonaria que ayudará a solventar los costos para actividades de las que participarán en el futuro cientos de chicos.

Tal como estaba programado, los jugadores xeneizes se entrenaron en el Complejo Pedro Pompilio en turno vespertino (también lo habían hecho por la mañana) y permanecieron en la zona de la Bombonera para asistir a la “alfombra azul”.

Las primeras que aparecieron para posar ante los flashes en las entrañas del estadio fueron Las Gladiadoras, luciendo un saco amarillo que hizo juego con el interior azul. Luego fue el turno de los futbolistas que, tal como en cada concentración, se vistieron con camisa blanca, traje azul, corbata y zapatos.

Carlos Izquierdoz, Iván Marcone, Julio Buffarini, Alexis Mac Allister, Franco Soldano y Carlos Tevez fueron algunos de los protagonistas que dialogaron y dejaron algunos títulos. Y no esquivaron los micrófonos Daniel Angelici (anunció que tras dejar su cargo como presidente a fin de año continuará trabajando en la Fundación) y Christian Gribaudo, candidato por parte del oficialismo en las elecciones de diciembre.

Un video que se emitió en varias pantallas gigantes (incluida la de la cancha) arengó a los presentes recordando que Boca es “el equipo que nunca descendió” y marcando la rivalidad con River. Enseguida Angelici tomó el micrófono y dio pie a la presentación: “Decidimos hacer el evento acá porque es donde vamos a alentar todos juntos el 22 y vamos a dar vuelta la serie”. La referencia, claro está, fue para la revancha de las semifinales de la Copa Libertadores.

Los jugadores se ubicaron en un sector VIP al que no todos los comensales tuvieron acceso aunque gentilmente dialogaron y se sacaron fotos con los fanáticos que se acercaron. Tevez, De Rossi y Salvio fueron los más solicitados. Fue tal la desesperación por tomar una selfie con los ídolos que debieron rogar por los altoparlantes que el público que estaba alrededor de los jugadores se dispersara para no descompensar la estructura del escenario montado.

Gustavo Alfaro y Nicolás Burdisso compartieron mesa con la cúpula dirigencial mientras los restantes colaboradores del cuerpo técnico y secretaría técnica (Aníbal Matellán y Nicolás Chiesa) cenaron en otra. En tanto, Gribaudo se sentó con Rolando Schiavi, el Pepe Basualdo, Ángel Clemente Rojas, Evelina Cabrera y el periodista Eduardo Feinmann, hincha confeso. También se conformó otra junta de viejas glorias en la que estuvieron el Mono Navarro Montoya, Chicho Serna, Quique Hrabina y Tito Pompei, con varios más.

Entre otros famosos, participaron de la gala Juanita Viale, Kate Rodríguez, Karina Mazzocco, el Zorrito Von Quintiero y Jorge Carna Crivelli, quien aportó con la conducción durante la subasta a Sergio Lapegüe y Cecilia Franco.

El Faena proveyó el plato principal (vacío braseado, puré al carbón y salsa de hierbas), bebidas (agua mineral, gaseosas, cervezas y vinos) y postre (cremoso de chocolate, crema de nutella, curd de maracuyá, avellanas tostadas, stick de chocolate).

Quien no quiso faltar a la cita, estando nuevamente muy cerca en Argentina, fue Diego Armando Maradona. El hoy entrenador de Gimnasia y Esgrima La Plata dedicó un sorpresivo mensaje que se extendió con un spot: “Los argentinos somos todos de Boca. Al que no le gusta que se joda, loco”.

Durante la sobremesa fue tiempo de dar inicio a una subasta que cosechó 11.700.000 pesos. Los objetos fueron los siguientes:

· Moto Vespa más botines de Daniele De Rossi: 2.000.000 de pesos

· Maqueta de la Bombonera más un cuadro pintado por un artista reconocido y firmado por los jugadores más una camiseta de Esteban Andrada: 2.100.000 pesos

· Auto 0km europeo Peugeot 301 más camiseta de boca: 2.300.000 pesos

· Reloj Hublot de mano más reloj hublot de pared (personalizado con los colores de Boca): 2.500.000 pesos

· Botines usados por Carlos Tevez: 2.800.000 pesos

El calzado del Apache fue el objeto más cotizado de la subasta, que comprendió más del 25% del dinero que se reunió en la cena. Por lo bajo, varios xeneizes esbozaron una sonrisa no solamente porque se juntaron 10 millones de pesos más que en 2018 sino porque le ganaron la pulseada a River, que el mes pasado recaudó 34.880.000 pesos en su gala solidaria. Anoche Boca sumó un total de 40.617.115 pesos.

Por disposición del cuerpo técnico, los jugadores se retiraron bastante antes de la medianoche y ni siquiera llegaron a degustar el postre. Obviamente tampoco disfrutaron del show musical con la música de Agapornis que cerró el evento. El contingente azul y oro volvió a la concentración en el Hotel Madero con la cabeza puesta en los entrenamientos del día viernes y los próximos encuentros ante Racing (por Superliga) y River (Libertadores).

Fuente: www.infobae.com