No es la primera vez que el cura de Malargüe, Jorge Gómez, más conocido como Padre Pato, hace de las suyas.

En esta oportunidad, fue ni más ni menos que en los actos oficiales por el día de la Independencia en el vecino departamento.

Allí, ante cientos de personas, hizo referencia a las jornadas de educación sexual que se habían llevado adelante en Malargüe, organizadas por el Ministerio de Salud de nuestra provincia y la comuna.

Elevando claramente la voz, como para que no quedaran dudas de la polémica frase indicó: “Todos los secundarios de nuestras escuelas estuvieron allí, poniéndole a un pene de madera un preservativo. ¿Eso es educación sexual? Eso es una ofensa a Dios. Y tenemos que levantarnos en armas para defender a nuestras familias”.

Se trata del mismo sacerdote que en fiestas populares, como la del “Chivo”, cuando no le gusta un artista pide que se cambie el número. Y también es el mismo sujeto que dijo que “la violación de la fe es peor que la violación de una hija”.

Silvio Barroso

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail