A pesar de que el año recién comenzó, el pan sufrirá el segundo aumento desde que arrancó el 2018.

En esta oportunidad el incremento será de un 8 por ciento que se suma al 5 por ciento del mes de enero.

Los nuevos valores arrancan a partir de este fin de semana, aseguraron desde la Cámara de Empresarios Panaderos de Mendoza.

Miguel Ángel Di Betta, presidente de la entidad, aseguró a medios del norte provincial que la industria del pan está pasando por un mal momento debido a los altos costos de producción, tales como servicios básicos, materia prima y los impuestos.

Desde la Cámara empresarial no dudaron en señalar que la pérdida de puestos de trabajos en el sector es una realidad y que “las panaderías se están achicando para subsistir”.