Wilson Seneme dijo que de esa manera se hubiese garantizado el control de la situación.

Después de la polémica entre River y Lanús, el presidente de los árbitros de Conmebol, Wilson Seneme, indicó que la jugada de la mano de Marcone (que podría haber sido penal para River cuando el partido estaba 2-0) “debería haber merecido una revisión”. No sólo por la duda que generan siempre las manos, sino porque también se hubiese “garantizado un control de la situación”

Seneme aclaró también que no ve un error claro del árbitro Wilmar Roldan, en la jugada y aseguró se trata de un momento de interpretación. “Las situaciones de manos siempre son grises”, señaló el brasilero. También aclaró que los árbitros del VAR no pueden ver las jugadas en cámara lenta o en slow motion, porque eso puede confundir.

Por otro lado, aclaró que “el VAR no es una herramienta oficial de las reglas de juego y es algo que se está probando en las mejores ligas y competencias. Indicó que “en un futuro se decidirá si es válido para incorporar al fútbol” y que para eso habrá que ver como reacciona el mundo de la redonda a este sistema. Lo que pasó en el partido de ayer es una clara muestra.

Por último, Seneme, conocido en Argentina por ser el árbitro que advirtió el insulto de Messi en el partido ante Chile y presionó para que se lo suspenda, indicó que para él la jugada no fue penal: “Los brazos del jugador no están junto a su cuerpo, pero fue un movimiento natural”.

 

Fuente: tn.com.ar/deportes

www.ciudadanosur.com.ar