Un análisis visual efectuado por la Agencia de Vulcanología tras la catástrofe natural, que causó al menos 426 muertes, registró que pasó de medir 338 metros de altura a sólo 110 metros.
El volcán Anak Krakatoa, que originó el tsunami que se saldó con más de 400 muertos la semana pasada en Indonesia, ha perdido las dos terceras partes de su altura tras la erupción que causó la catástrofe, indicó el sábado una fuente oficial.
Un análisis visual efectuado por la Agencia indonesia de vulcanología llegó a esta conclusión: el Anak Krakatoa, antes de 338 metros de altura, mide ahora solamente 110 metros.

Parte del cráter se desplomó en el océano tras la erupción, provocando el tsunami. La agencia indonesia evalúa que entre 150 y 180 millones de m3 de rocas y cenizas cayeron al mar.

«El Anak Krakatoa es ahora mucho más pequeño», comentó un directivo de la institución.

Imágenes por satélite tomadas antes y después de la erupción por la Agencia espacial japonesa demuestran que 2 km2 de la isla volcánica donde se halla el Anak Krakatoa fueron engullidos por las aguas.

Según las autoridades, 426 personas al menos perecieron en la catástrofe. Más de 40.000 personas fueron evacuadas por temor a un nuevo tsunami, mientras el Anak Krakatoa sigue en actividad.